¡Feliz Navidad!

Queremos aprovechar esta entrada para recordados que realizar ejercicio físico de forma recurrente durante estas fechas nos sirve para hacer frente a todos los excesos que damos rienda suelta durante estas fechas.

Son múltiples los beneficios de la actividad física tiene a nivel fisiológico, pero durante estas fechas suelen ser muchas mas las “gallinas que entran” frente a las “gallinas que salen” encontrándonos con un balance neto calórico positivo, lo cual altera significativamente nuestro metabolismo aumentado los niveles sanguíneos de glucosa, así como aumentando el trabajo de las células grasas para almacenar este exceso de energía sobrante.

Siguiendo esta línea una publicación científica en una prestigiosa revista sobre fisiología, The Journal of Physiology, afirma que un balance energético positivo de forma cortoplacista unido a unos bajos niveles de ejercicio dan como resultado alteraciones metabólicas así como alteraciones en la expresión genética en el tejido adiposo los cuales están íntimamente relacionados con el equilibrio nutricional y la acción de la insulina (hormona producida por nuestro páncreas, la cual se encarga de regulara la cantidad de glucosa en la sangre).

Para hacer frente a estas alteraciones afirman que el ejercicio de intensidad vigorosa hace frente a estos efectos de sobrealimentación cortoplacista. Por intensidad vigorosa la Organización Mundial de la Salud afirma que es una actividad que esté por encima de 6 MET,  haciendo referencia al gasto energético de la actividad, que en una escala de esfuerzo percibido la intensidad sería dura.

Seguir esta recomendación nos puede evitar los lamentos después de Reyes.

Si por otro lado piensas empezar a hacer ejercicio después de este periodo navideño o simplemente retomarlo, debes hacerlo de la forma más gradual y controlada posible, ya que hay que tener claro que las prisas nunca son garantía de éxito y más si nos queremos ahorrar alguna más que evitable lesión, ya que querer bajar de peso muy rápido te puede tener fuera de juego un tiempo y ya tendríamos dos problemas, uno el sobre peso y dos tener que recuperarte de la lesión.

El cuerpo se debe adaptar a una ingesta calórica normal acorde a nuestra actividad física diaria, para ello la supervisión por parte de un profesional en el área de la nutrición nos puede facilitar mucho la vida, así como simplificarnos las cosas acompañándonos en nuestro camino hacia el éxito.

Por otro lado, el ejercicio físico requiere de sus tiempos y debe realizarse de forma progresiva adaptándose a las necesidades de cada uno, primero hay que ver cual es el punto de partida, plantear una serie de objetivos, así como las acciones a llevar a cabo para alcanzarlos y te aseguro que los profesionales de la actividad física son expertos en estas tareas, marcando los tiempos así como supervisando constantemente el trabajo.

Por lo tanto y a modo de conclusión, no dejes de realizar ejercicio en estas fechas ya que a nivel fisiológico está demostrado que se producen ciertas alteraciones y en caso de que hagas un parón y quieras retomarlo después de este periodo o empezar a hacer ejercicio como propuesta de nuevo año, debes hacerlo siempre bajo la supervisión de profesionales cualificados en esta área.

Es por ello por lo que desde STMove creemos firmemente en que la suma de factores si que es garantía de éxito, la nutrición y el ejercicio físico supervisado por profesionales altamente cualificados ayuda a alcanzar objetivos de la una forma mucho más eficiente.

0
Tu carrito