¿Qué es la disfunción mitocondrial? Nunca en la historia de la humanidad tanta gente ha fallecido de enfermedades no infecciosas, enfermedades que hoy llamamos enfermedades no trasmisibles. Antes de la pandemia, cerca de 2/3 partes de las personas en el mundo fallecía de estas enfermedades.

La mayor parte es lo que hoy llamamos enfermedades cardiometabólicas, que abarcan enfermedades como las cardiovasculares, obesidad y diabetes tipo 2. ¿Acaso es este el precio que debemos pagar por nuestro progreso? ¿Por el lujo de trabajar desde casa o la oficina en lugar de ir a la granja?

Existen muchos componentes en estas enfermedades, lo que no sé sabe, es qué sucede a nivel celular ¿Que pasa en las células humanas que desarrollan estas enfermedades? No tenemos idea. Mientras tanto abrimos cualquier libro de texto de medicina y podemos ver que estas enfermedades son una condición médica o una enfermedad metabólica; sin embargo, las tratamos como un trastorno nutricional.

De ello es que hoy existe una industria de 600 mil millones de dólares, la industria de pérdida de peso, que, por cerca de dos décadas, ha impulsado estos productos, sus pastillas, productos para perder peso, sus dietas, haciéndonos creer que tienen la clave para restaurar nuestra salud y prevenir enfermedades. Sabemos bien que han fallado rotundamente porque no han podido curar las enfermedades en nada. De hecho, estamos empeorando más y más. Algunos dicen, ¿es un trastorno nutricional? Algunos dicen que es la falta de actividad física, algunos dicen que el problema esta en el ambiente y otros dicen que es un poco de todo. De nuevo, no tenemos idea de lo que pasa.

La industria de pérdida de peso intenta impulsar todos estos productos para que podamos creer en algo que pueda curar estas enfermedades. Miren todo el asunto de lo que pasa con la nutrición, todo esto de los azúcares y carbohidratos, por ejemplo. Hemos incrustado en nuestras cabezas que los azúcares y los carbohidratos son la causa principal de estas enfermedades, las culpables. Los humanos han vivido de azúcares y carbohidratos por miles de años como parte normal de su dieta. Nunca siguieron una dieta ni desarrollaron estas enfermedades.

Atletas de resistencia de élite, son la población más sana y esbelta en la Tierra, y tienen el consumo más alto de azúcares simples y carbohidratos. Las sociedades que históricamente han sido más longevas como la japonesa y la mediterránea, consumen toneladas de carbohidratos, en sus dietas en forma de pasta blanca, arroz blanco y pan blanco.


El cerebro es la máquina más perfecta que se haya creado y, sin embargo, el único combustible que el cerebro usa es azúcar. El cuerpo humano tiene un mecanismo preciso y estricto para regular la glucosa, si creemos que azúcares y carbohidratos son los culpables, seguramente cometemos un craso error y estamos siguiendo el camino que la billonaria industria de la pérdida de peso quiere que sigamos.

Pienso que uno de los problemas que sí tenemos es que ni siquiera tenemos una referencia correcta, permitan que lo explique. En cada campo de la vida, trabajamos con referencias, trabajamos con un “gold standard´´ y es esa referencia, por ejemplo, con ella y gracias a ella desarrollamos cosas, en ciencia se desarrollan se explican y se desarrollan cosas nuevas. En la industria de automóviles tenemos tres referencias, los coches normales que conducimos, los coches descompuestos y luego los coches de alto rendimiento, Formula 1 por ejemplo, esos son la perfección. La mayoría de los elementos de seguridad, economía de combustible, diseño, tecnología, aerodinámica y rendimiento provienen del desarrollo de estos autos de alto rendimiento.

Cuando se trata de humanos no tenemos esa referencia, de siempre hemos usado en cada estudio que existe, trabajos con una población que tiene ciertas enfermedades o condiciones, que siempre comparamos con un grupo control y ese grupo control ha sido el individuo sano “sedentario´´. Es muy posible que este individuo sano sedentario, ya este desarrollando estas enfermedades, por tanto, nunca podremos lograr entender cuál es la imperfección. No sabrían lo que es la perfección en primera instancia, actualmente comparamos imperfección con imperfección, no usamos coches de Formula 1 en humanos, pero los tenemos, los vemos a diario en la TV. Y esta población son los atletas de resistencia de élite.

Los atletas de resistencia de élite es la única población del mundo que están libres al 100% de contraer enfermedades cardiometabólica, no existen en esta población. Y sin embargo, son los humanos que más consumen azucares y carbohidratos. Ya es hora de empezar a usar esa perfección, ahí es donde podemos cambiar la marcha y empezar a usar esa referencia como lo demás en la vida.

¿Por qué los atletas de resistencia de élite tienen el más alto rendimiento y son tan buenos? Su secreto de su rendimiento reside en las células, dentro de las que reside la poderosa mitocondria, en las mitocondrias del cuerpo se convierte el combustible en energía. Ahí es donde quemamos glucosa, grasas y proteínas para hacer energía. Los atletas de elite necesitan rendir al mas alto nivel que hayamos visto en humanos y para eso, necesitamos las mejores mitocondrias. El ácido láctico o lactato, es la clave para el rendimiento en resistencia y es un derivado del uso de glucosa. Con el ejercicio, usamos glucosa y por ende producimos lactato, no el lactato per se, pero los iones del hidrogeno asociados al lactato se acumulan en el músculo y con el tiempo, el rendimiento decrece. Esa es la clave, los atletas con más alta capacidad de depuración de lactato son los mejores.

¿Dónde depura el lactato? En la misma mitocondria, tienen una mitocondria maravillosa y eso es la perfección. En el polo opuesto metabólico, es reciente que vemos, pero la evidencia es contundente de investigadores de todo el mundo que trabajan con estas diversas enfermedades cardiometabólicas como la diabetes tipo 2, la obesidad, enfermedades cardiovasculares que muestran un denominador común en todas ellas, una disfunción mitocondrial. Esas mitocondrias no funcionan apropiadamente, entonces tenemos un gran problema metabólico. Cuando la mitocondria no funciona bien, no podemos quemar la glucosa. Es un proceso complejo, pero al final, la glucosa se quema en la mitocondria, y cuando la mitocondria no funciona bien, el páncreas libera insulina que intenta llevar a la mitocondria, pero es un mecanismo defectuoso de la mitocondria, entonces la glucosa termina acumulándose dando lugar a resistencia a la insulina y con el tiempo diabetes tipo 2. Eso es la disfunción mitocondrial.

Lo mismo sucede con la grasa, la grasa solo se puede quemar en la mitocondria, si la mitocondria no funciona, no podemos quemar bien las grasas y se acumulan, dando lugar a una amplia serie de respuestas pro-inflamatorias relacionadas con enfermedades cardiovasculares y obesidad. Por eso tenemos un gran problema ahí, y es ahí donde tenemos que ver esa imperfección, necesitamos saber que es la perfección, porque todo parece estar relacionado con la mitocondria.

¿Por qué los atletas de elite tienen dicha mitocondria tan increíblemente desarrollada? La razón principal es el ejercicio. Entrenan como nadie en el planeta. El ejercicio es el estimulo que la mitocondria necesita para crecer y funcionar bien. Sin ejercicio la mitocondria se atrofia.

Sabemos bien de atletas correctamente entrenados en diferentes investigaciones que, si paran y se hacen sedentarios por dos meses, su mitocondria decae un 40%. Imaginen si no han hecho ejercicio en 20 años. Eso es la disfunción mitocondrial.

Hipócrates, el primer investigador humano y padre de la medicina ya había concluido esto hace dos mil años, cuando dijo que caminar es la mejor medicina del hombre. El ejercicio es la mejor prevención para prevenir enfermedades cardiometabólicas.

Para concluir:

1) Debemos usar la perfección para entender la imperfección, para ello los atletas de élite son el camino a seguir.
2) Dejemos de pensar que nuestros problemas con las enfermedades es lo que comemos. Debemos en efecto identificar que tenemos disfunción mitocondrial porque no la usamos.
3) Eliminar de nuestros cerebros “sin dolor no hay ganancia´´ ya qué hacer ejercicio supervisado por un profesional puede ser la solución a muchos problemas de salud.

                                                                                        
                                                                                                                     Dr. Iñigo San Millán
                                         Winning the battle against metabolic disorders | TEDxMileHigh

0
Tu carrito